Fiscalidad de un e-commerce para una marca de moda

WALKRAFT reúne a profesionales de reconocido prestigio con objeto de compartir información relevante para el negocio de los emprendedores de moda. En esta primera batería de preguntas le hemos preguntado a Amparo Sanchis, especialista en impuestos indirectos, cuales son los aspectos clave del IVA.

Amparo, ¿desde tu visión como experta, qué impacto tiene la tributación indirecta en una marca de moda emergente y qué consejo le darías?

Como ya se apuntaba en la entrevista a Ignacio Gridilla publicada en vuestra revista de julio, la planificación fiscal es un aspecto clave para todo negocio. 

Dentro de dicha planificación, en la que se determinarán las obligaciones fiscales que deben cumplirse, debe incluirse la tributación indirecta (en general, el IVA), ya que juega un papel fundamental. 

El IVA es un impuesto de naturaleza indirecta que grava el consumo, por lo que su carga recae sobre el consumidor final y no debería suponer en principio un coste para el empresario o profesional. 

“El IVA es un impuesto de naturaleza indirecta que grava el consumo, por lo que su carga recae sobre el consumidor final”

¿Cuales son las principales obligaciones desde el punto de vista del IVA?

En la práctica debe quedar claro que el empresario o profesional recauda el impuesto del consumidor final a través de la expedición de la correspondiente factura (sea completa o simplificada –anterior y comúnmente denominada “tique”-) y está obligado a ingresar dicho impuesto a la Administración Tributaria.

Esta obligación de ingreso del IVA recaudado (o que, en principio, se recaudará) en ocasiones puede percibirse por el empresario o profesional como una carga propia pero no es así, lo que hay que tener claro que el IVA que se cobra al cliente (o que, en principio y si toda va bien, se cobrará) debe ingresarse a través de las autoliquidaciones del IVA que se presentarán, como norma general al menos en el primer año de actividad, de manera trimestral. 

“La obligación de ingreso del IVA recaudado debe ingresarse a través de las autoliquidaciones del IVA que se presentarán, como norma general al menos en el primer año de actividad, de manera trimestral”

¿Puede producirse algún desajuste o coste financiero para las empresas a la hora de gestionar el IVA? ¿Cómo podemos controlarlo?

Quizás sí pueda existir un desajuste o coste financiero en los casos en que la obligación de ingresar el IVA se produce con anterioridad al cobro del mismo del cliente. Para estos casos, existen medidas tributarias como el régimen especial del criterio de caja que permite el ingreso del IVA una vez el mismo ha sido cobrado del cliente. Una buena planificación previa permitiría la aplicación de medidas como esta que pueden resultar beneficiosas para el contribuyente.

Asimismo, existen regímenes especiales cuya finalidad es simplificar el cumplimiento de las obligaciones formales por parte de los sujetos pasivos, como es el caso del régimen simplificado o el del recargo de equivalencia.

“Para los casos donde pueda existir un desajuste o coste financiero en la obligación de ingresar el IVA con anterioridad al cobro del mismo del cliente existen medidas tributarias como el régimen especial del criterio de caja que permite el ingreso del IVA una vez el mismo ha sido cobrado del cliente”

¿Qué consecuencias puede tener una incorrecta planificación fiscal?

Una incorrecta planificación (o la ausencia de la misma) no solo podría acarrear situaciones de infracción tributaria con sus correspondientes sanciones o recargos, así como intereses a favor de la Administración tributaria, sino que además podría afectar incluso al margen comercial. Esto último podría ocurrir, en particular, en los casos en que se vende de manera electrónica y las ventas exceden del territorio nacional (en próximos bloques de entrevistas pondré un ejemplo práctico).

“Una incorrecta planificación (o la ausencia de la misma) no solo podría acarrear situaciones de infracción tributaria con sus correspondientes sanciones o recargos, así como intereses a favor de la Administración tributaria, sino que además podría afectar incluso al margen comercial”

¿Qué particularidades tiene el IVA en el comercio electrónico?

Como introducción cabe mencionar que el IVA es un impuesto armonizado a nivel europeo. La Unión Europea establece las directrices a través de la normativa comunitaria (principalmente, Reglamentos y Directivas) y los Estado miembros deben transponer las mismas en su normativa nacional, si bien gozan de facultades discrecionales para ello, lo que les permite tener en cuenta las particularidades nacionales. 

Es por ello que, entre otras reglas, existen distintos tipos impositivos del impuesto en los Estados miembros de la Unión Europea. 

Dicho esto, lo primero a determinar es la localización a efectos del IVA de la operación, es decir, dónde se entiende realizada la misma a efectos del impuesto. Para las entregas de bienes, como regla general se entenderá que la operación está sujeta al IVA en el lugar en que los bienes se ponen a disposición del adquirente. La localización de las operaciones dependerá, no obstante, de ciertas circunstancias. 

Como regla general, se entenderá que la operación está sujeta al IVA en el lugar en que los bienes se ponen a disposición del adquirente. La localización de las operaciones dependerá, no obstante, de ciertas circunstancias. 

“Como regla general, se entenderá que la operación está sujeta al IVA en el lugar en que los bienes se ponen a disposición del adquirente. La localización de las operaciones dependerá, no obstante, de ciertas circunstancias”

Centrándonos en los casos de venta a clientes que tienen la condición de consumidor final (no actúa como empresario o profesional), puede ocurrir que el mismo esté establecido en el territorio de aplicación del impuesto[1], en otro Estado miembro de la Unión Europea o en un tercer país no comunitario (incluyendo Canarias, Ceuta y Melilla). 

En términos generales, si el destinatario está establecido en el territorio de aplicación del impuesto o en otro país de la Unión Europea, la operación se entenderá localizada en territorio español y, por tanto, estará sujeta al IVA al tipo que corresponda al  producto en cuestión: 21% (tipo general) o 10%/4% (tipos reducidos). Sin embargo, ello no será así si se trata de “ventas a distancia”, que son las realizadas on-line y en las que los bienes se envían a clientes establecidos en otro país de la UE, cuando se excede un determinado umbral. 

Sobre este régimen particular de las “ventas a distancia” y el resto de casos (destinatarios fuera de la UE, incluyendo Canarias, Ceuta y Melilla) dedicaremos más adelante una entrevista específica para analizar este tipo de supuestos y sus implicaciones. 


[1]El territorio de aplicación del impuesto está formado por la Península y las Islas Baleares. Canarias, Ceuta y Melilla, aunque forman parte del nacional español y del territorio aduanero comunitario, no forman parte del territorio comunitario del IVA y cuentan con impuestos propios que gravan el consumo (IGIC, en el caso de Canarias, e IPSI, en el caso de Ceuta y Melilla).

Si te interesa participar en algún taller específico donde se traten temas de esta sección escribe a: brands@kraftandwalkers.com

Disclaimer legal:  El contenido de la presente sección debe entenderse como una opinión del autor. Por lo tanto, no debe, bajo ningún concepto, considerarse asesoramiento legal, fiscal o de cualquier otro tipo. Las respuestas a las preguntas realizadas en las entrevistas no constituye, ni debe ser considerado, como un consejo o una recomendación, del mismo modo que nuestros expertos no han analizado las circunstancias particulares de su caso y que la normativa aplicable puede variar a lo largo del tiempo, por lo que siempre es aconsejable acudir a un experto y analizar la problemática específica; es por todo ello que no asumimos ninguna responsabilidad por el uso que se realice de esta información ni de las consecuencias que de ello se derive. Nuestros profesionales basan su opinión en la normativa española.


Amparo Sanchis, especialista en tributación indirecta

Amparo cuenta con una experiencia de más de 15 años en el asesoramiento a empresas multinacionales y startups de diversos sectores en el área de tributación indirecta. Es licenciada en Derecho por la Universidad San Pablo-Ceu, Master en Tributación y Asesoría Fiscal (CEF), Master en Derecho Comunitario (Universidad de París Nanterre), y Master en Comercio Internacional. 

MARCAS Y DISEÑADORES!

Damos a conocer vuestras nuevas creaciones, vuestros valores , la historia que hay detrás de vuestras colecciones, la expansión de vuestra marca y vuestros planes de futuro, así como cualquier otra noticia relevante

 

AGENTES DEL MUNDO DE LA MODA EMERGENTE

También nos hacemos eco de las iniciativas del sector y de noticias relacionadas con todos los agentes del mundo de la moda emergente (profesionales del sector, directores creativos, fotógrafos, estilistas, agencias de comunicación, maquilladores, , etc.)